lunes, 8 de febrero de 2010

Rincón de videoclub: "Batalla mas allá de las galaxias" (Battle beyond the stars, 1980) de J.T.Murakami

A comienzos de los años 80 el cine de ciencia ficción estaba notablemente influenciado por el arrasador éxito de "La guerra de las galaxias" de George Lucas. Esto quedó evidenciado por la enorme cantidad de producciones del mismo género realizadas en los años siguientes, la mayoría de ellas clónicos de calidad paupérrima salvando algunas excepciones.

"Batalla mas allá de las galaxias" es probablemente, pero no por mucho, una de esas excepciones. No resulta nada raro que un productor con el olfato oportunista de Roger Corman se haya querido poner bajo la sombra del éxito del film de Lucas, produciendo un film de similares características que incluyen todos sus tópicos; batallas espaciales, criaturas alienigenas varias, robots, malos muy malos y buenos muy buenos. Claro que todo ello realizado con un presupuesto 150 veces menor al que tuvo Lucas para su mítica creación. El resultado fue un producto que en algunos momentos luce bastante cuidado en sus aspectos técnicos, sobre todo en lo referente a decorados e interiores -al menos para la época- y en otros lamentablemente no tanto, siempre manteniéndose dentro de los cánones de la serie B.
Corman contrató los servicios del veterano guionista Walter Sayles para escribir un guión que estuviera a la altura del producto a clonar. El problema es que Sayles se limitó a recibir su cheque sin quemarse demasiadas neuronas en el proceso de creación porque "Batalla mas allá de las galaxias" no es otra cosa que una translación en clave de space-opera de "Los siete magníficos", uno de los más emblemáticos westerns de los años 60 a su vez inspirado en "Los siete samurais" de Akira Kurosawa, dando como resultado una historia de ciencia ficción resultona de a ratos pero poco original.
La cosa va de un pequeño y pacífico planeta llamado Akir el cual es amenazado por el malvado Saidor de los Malmori (John Saxon), un lider guerrero que se traslada por el espacio con su ejército de mutantes a bordo de una poderosa nave equipada con un arma capaz de destruir un planeta de un solo disparo -cualquier semejanza con la Estrella de la Muerte de "Star Wars" no debe ser mera coincidencia-. Los habitantes de Akir tienen seis días para buscar ayuda antes de su llegada por lo que un joven guerrero (Richard Thomas) es enviado a buscar aliados fuera de su planeta para combatirlo.

La búsqueda del protagonista por toda la galaxia dará sus frutos, logrando reunir a un tan improbable como variopinto grupo de guerreros espaciales que van desde un cowboy terrestre -interpretado de muy mala gana por George Peppard años antes de hacerse famoso por el seriado "The A-Team" o "Los Magníficos" como se conoció en Uruguay y en otras partes-, pasando por un cazador de recompensas solitario interpretado por un Robert Vaughn en total decadencia, a una voluptuosa guerrera valkyria interpretada por la nada pudorosa Sybil Dan
ning, una habitual en el cine fantástico de clases B y Z de la época, entre otros tantos personajes alienigenas a cual de todos mas carnavalero.

No hay demasiada seriedad ni atención en la elección de los personajes, lo que demuestra el pobre trabajo creativo de Sayles a la hora de escribirlos que parece haber pensado que lo más importante era la diversidad de los mismos, por mas ridículos que resultaran, a que fueran medianamente creíbles para el público.
Por otro lado, las actuaciones van de irregulares a directamente malas, y salvando el trabajo de Thomas como héroe y el de John Saxon como villano, el resto la verdad que es bastante olvidable.

El otro punto negativo es el tramo final, con varias batallas que se desarrollan tanto en tierra como en el espacio, momento en el que las carencias presupuestarias se hacen más evidentes a cada minuto. Deja toda la impresión que el dinero ya se venía acabando para ese entonces, por lo que el director J.T. Murakami -un especialista en cine animado devenido en director- decide recurrir a viejos trucos de abartamiento, como repetir durante las batallas las mismas secuencias de naves disparando y explotando una y otra vez. Para colmo, hay una alarmante baja en la calidad de los efectos especiales a nivel general con respecto a los de la primera mitad de la película
y una cantidad innecesaria de planos de los diversos personajes emitiendo comentarios gastados e intrascendentes o con reacciones insólitas en momentos totalmente inadecuados -la secuencia del cowboy de Peppard tocando la armónica a bordo de su nave mientras cae en combate trata de parecer heroica, pero luce casi surrealista-.
Al menos, la música del joven compositor James Horner, que años después alcanzaría la gloria tanto artística como profesional gracias al blockbuster "Titanic" de James Cameron, eleva en algo la dignidad de esas secuencias así como la del conjunto.

Es una pena que ni Sayles ni Corman hayan afinado un poco más tanto la calidad del guión como el uso del presupuesto con el que contaban, porque el resultado final quizás hubiese sido algo mucho mas digno que lo que terminó siendo.
De todas formas, no puedo decir que sea un producto aburrido y menos aún para quienes gustan de la ciencia ficción de clase B. Pero al quererse tomar tan en serio a sí mismo pretendiendo emparentarse con lo que no puede "Batalla mas allá de las galaxias" termina quedando como el primo pobre de "Star Wars", a muchísima distancia de la adrenalina y fuerza que el film de George Lucas siempre ha tenido y aún tiene.

Puntaje: 5/10

3 comentarios:

  1. Cierto es todo lo comentado anteriormente; pero los chavos como yo-yo tenia 14 años cuando la vi en el cine- estábamos ávidos de seguir soñando y disfrutando el cine de ciencia ficción emanado por la guerra de las galaxias.Y al igual que en este caso; no se si tengas por ahi el nombre de una pelicula de un extraterrestre que llega a la tierra y se hace amigo de un niño; igualito a ET el extraterrestre; que al igual aprovecharon la popularidad de estas películas que hicieron historia.

    ResponderEliminar
  2. Hola Unforgivenn... La única película que recuerdo que roba la idea de E.T. en forma descarada fue "Mi amigo Mac" (Mac & me) de 1986. Pero solo la idea, por que la concreción fue realmente pobre y su éxito casi nulo.
    Gracias por escribir y bienvenido siempre a Mar de Cine.

    ResponderEliminar

Si te gustó, discrepás o querés decir algo sobre este comentario, hacelo aca.