viernes, 27 de diciembre de 2013

"RIDDICK 3" (2013) de David Twohy

Vin Diesel vuelve al personaje que lo dio a conocer al público a comienzos de la década del 2000 en la ya considerada de culto "Pitch Black". Resulta curioso que cuando David Twohy dirigió aquel film no tenía ninguna intención de hacer que las aventuras de su protagonista se prolongasen en una serie de películas. Sin embargo, el moderado éxito del producto en su momento y el hecho de que Diesel se sintió tan bien encarnando al asesino furyano, impulsó a Twohy a hacer otra película centrada en el personaje. El resultado fue "La batalla de Riddick" (The chronicles of Riddick, 2004) un film diametralmente opuesto a su antecesor, más cercano al tono space opera de films como "Star Wars" o "Flash Gordon", pero que tuvo una pésima acogida por parte de público y crítica al punto de ser uno de los grandes fracasos en taquilla de ese año.

Aún así, Diesel anunciaba pocos años después su deseo de retomar el papel que le dio fama, al tiempo que Twohy explicaba su intención de volver a los orígenes del personaje con una película más cercana al estilo de "Pitch Black".
No cabe dudas de que "Riddick 3" es la neta materialización de ambos deseos.

Por un lado tenemos a una película que evade todo el tono galáctico-épico de "La batalla de Riddick" volviendo a la acción desarrollada en un solo planeta tremendamente hostil, en el cual Riddick es abandonado tras ser traicionado por los siniestros Necromongers.
Por otro, tenemos a un Vin Diesel totalmente desatado y más salvaje que nunca demostrando que, aún con poco o ningún diálogo,  puede dar mucho más como actor que metido en el Toretto de la repetitiva saga "Rápido y furioso". Y es que después de verlo en esta secuela a nadie le puede caber dudas que se ha ganado a fuerza el papel; no puede haber otro actor que lo suplante como Riddick.

En cuanto a la historia en sí, vuelvo a lo mismo; todo se parece mucho a la primera película, con un planeta desértico y repleto de alimañas, en el que el personaje debe intentar sobrevivir en las peores condiciones posibles. Su historia de supervivencia en solitario ocupa casi la primera mitad de película y resulta lo mejor de la misma. La hora siguiente se aplica más a los parámetros del cine de acción más convencional, con cazarecompensas ambiciosos, persecuciones, tiroteos y demás andanzas en un reprise de secuencias similares a las de las dos películas anteriores. De hecho, la amenaza final que debe enfrentar el protagonista -una suerte de depredadores carnívoros subterráneos- se asemeja mucho a los bichejos del primer film.

Aunque es probable que muchos de los que disfrutamos más de "La batalla de Riddick" que de "Pitch Black" nos hayamos quedado con las ganas de ver algo similar y que atara los cabos sueltos dejados por su antecesora, lo cierto es que "Riddick 3" cumple bien con todo lo que prometía.
Es un retorno honesto a los orígenes de la saga, muy sangriento y bastante entretenido, que destaca por sobre todas las cosas por la performance de Diesel como protagonista y por su única pretensión de ser un entretenimiento pasatista prolijo dentro del denostado panorama de la ciencia ficción actual. De todas formas, y teniendo en cuenta su final abierto y el hecho de que sus números en taquilla norteamericana, aunque tibios, no fueron nada malos, es muy probable que tengamos una continuación dentro de no muchos años.

Puntaje: 6/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te gustó, discrepás o querés decir algo sobre este comentario, hacelo aca.